¿Disfunción Eréctil?

Array

Disfunción eréctil en México

Se estima que en todo el mundo, 140 millones de varones padecen algún grado de disfunción eréctil. En México los datos indican que el 55% de los hombres mayores de 40 años sufren algún grado de disfunción eréctil, y entre los 18 y los 39 años la incidencia es del 9.7%.

En México, los hombres tienen ciertos factores que condicionan el desarrollo de este problema:

la obesidad, la diabetes, la hipertensión y la mala alimentación son factores que hacen que la disfunción eréctil sea más grave en México que en otros países del mundo.

Por otro lado existen también condiciones psicológicas que pueden generar algún grado de disfunción eréctil. Por ejemplo, se ha probado que la disfunción eréctil en jóvenes tiene una alta relación con la ausencia de una pareja sexual estable.

Este panorama nos enseña que es importante no sólo cuidar el aspecto físico o emocional, sino también la percepción y el entorno familiar y social. El médico es el profesional mejor capacitado para brindarte opciones de tratamiento que le ayuden a mejorar física, mental y emocionalmente.

responsive

Para disfrutar tu sexualidad

Necesitas estar bien preparado

Disfunción eréctil y Diabetes

La disfunción eréctil se define como la incapacidad persistente para lograr o mantener una erección suficiente para la función sexual considerada normal. No debe tomarse a la ligera, pues su efecto negativo sobre las relaciones interpersonales, el bienestar y la calidad de vida es muy serio.

Las personas con diabetes tienen un riesgo importante de padecer disfunción eréctil, debido a la asociación encontrada entre problemas en las venas y arterias (o vasculopatía) y problemas en los nervios (o neuropatía), aunque también se ha encontrado una gran participación de factores psicológicos involucrados. Se calcula que 5 de cada 10 hombres con diabetes padecen disfunción eréctil.

A pesar de la poca investigación sobre el tema en América Latina, y debido a la gran cantidad de pacientes con diabetes en nuestro país, la prevención y el tratamiento de la disfunción eréctil en etapas tempranas son cruciales.

Disfunción eréctil y riesgo cardiovascular

Actualmente, es de conocimiento general que la disfunción eréctil puede ser un problema causado simplemente por el estrés de la vida cotidiana y que no tiene mayor importancia. Sin embargo, empieza a reconocerse también como el aviso de que algo anda mal; por ejemplo, puede revelar la presencia de alguna enfermedad cardiovascular: evento vascular cerebral (también conocido como embolia cerebral), enfermedad coronaria (angina de pecho) o problemas de ritmo y función del corazón (bloqueos cardiacos).

La disfunción eréctil aumenta paulatinamente con la edad. Los hombres de 45 a 54 años tienen una probabilidad de padecer este problema del 2.2%, mientras que entre los 75 y 84 años de edad el riesgo aumenta al 50%, y la cifra puede incrementarse por factores como el consumo de alcohol y tabaco.

La severidad de la disfunción eréctil está directamente relacionada con el riesgo de padecer alguna enfermedad cardiovascular; por lo tanto, este problema se considera un marcador de riesgo, es decir, un aviso por parte del organismo de que es posible desarrollar alguna enfermedad cardiovascular seria en el futuro. Por ejemplo, la disfunción eréctil es muy común en los pacientes con insuficiencia cardiaca, incluso en aquellos que no saben que la padecen; así, un síntoma aparentemente irrelevante puede servir como un marcador temprano de la enfermedad oculta; si se ignora, puede requerir tratamiento hospitalario.

Todo paciente con disfunción eréctil requiere una valoración integral para descartar otras enfermedades; el médico es el más adecuado para hacer los estudios correspondientes, no dudes en acudir a él ante cualquier duda o síntoma.